lunes, 2 de mayo de 2016

Un Ferrari 458

Esta semana ha tocado hacer un coche. Lo más complicado es buscar el modelo, y hacer las medidas para que se ajusten a lo que nos han pedido.
He intentado hacer la mayor cantidad de detalles posibles del coche original. 
El bizcocho ha sido de vainilla y el relleno de buttercream de vainilla también. En este caso he usado vainilla natural, por lo que la crema y el bizcocho tienen esas pequeñas y maravillosas pintitas negras que le aportan tan delicioso sabor, que no tiene nada que ver con el sabor artificial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Páginas vistas en total